Instituto de Ciencias de la Tierra, Facultad de Ciencias, UCV. ictsoporte17@gmail.com +582126051020 / 6051201

Inicio

PROYECTO DE DONACIÓN PARA LOS LABORATORIOS DE INVESTIGACIÓN  Y DOCENCIA DEL INSTITUTO DE CIENCIAS DE LA TIERRA.

“NUESTRO LABORATORIO  ES LA TIERRA, RECUPERARLO ES DE TODOS”

Objetivo:

Recaudar fondos para la recuperación y dotación de los laboratorios docentes y de investigación del Instituto de Ciencias de la Tierra de la Universidad Central de Venezuela (UCV).

Introducción:

El Instituto de Ciencias de la Tierra, ubicado en la Facultad de Ciencias de la UCV, es una institución universitaria dedicada a la investigación  y a la docencia  de Pre y Postgrado, siendo esta la única casa de educación superior en donde se imparte esta  disciplina.  En  su  estructura  el  Instituto  cuenta  con  los  Centros  de, Geoquímica, Geología y Geofísica, los cuales realizan sus investigaciones apoyados en diversos laboratorios, entre los que destacan los laboratorios de,   Geoquímica  Ambiental,  Prospección  Geoquímica,  Geoquímica  Orgánica,  Hidrogeoquímica,  Geología  y Geofísica.  Estos laboratorios reciben a su vez, a más de 100 estudiantes de pre y postgrado, quienes a través del Departamento de Geoquímica realizan prácticas de laboratorio, asociadas a cada uno de los cursos que componen el Pensum de las licenciaturas en Geoquímica y Química Opción Geoquímica.  Entre  estas  prácticas  se  encuentran  las  de  Química  General, Química Analítica, Química Orgánica, Físico-química, Instrumental Analítico, Química Inorgánica. De igual forma los Centros de Geología y Geofísica colaboran con la docencia en las actividades de campo asociadas a los diversos cursos en estas áreas, incluyendo salidas de campo y visitas a laboratorios externos, que complementan la formación impartida en las aulas de clase.

El Instituto de Ciencias de la Tierra no escapa a la crítica situación económica por la que atraviesa el país, por lo que sus laboratorios se han visto imposibilitados de realizar los respectivos mantenimientos a su estructura y al equipamiento, lo que ha conducido a un franco deterioro de los mismos. En la actualidad el Instituto tiene sin funcionamiento los equipos de Plasma, Absorción Atómica, Difracción de DRX, Fluorescencia de RX, Leco de CS, IR, DMS de Hg,  así como una falta total de mantenimiento de los equipos de Cromatografía de gases Acoplado a Masas y los HPLC, lo que prontamente puede conducir a la paralización de estos equipos. A todo esto se suma, la falta de reactivos y material de laboratorio, los cuales en la actualidad tienen altos precios, muchos de ellos de venta en dólares y otros en bolívares pero a precio de dólar libre.

Por otro lado las actividades de campo, las cuales son de suma importancia en la formación de un profesional en Geoquímica, se han visto disminuidas en unos casos, y recortadas  o eliminadas en otros, ya que no se cuenta con los recursos necesarios para realizar dichas actividades, entre las que se pueden destacar, falta de unidades de transporte, paralización de vehículos por falta de repuestos, bajos presupuestos para hospedaje y comida para estudiantes y profesores. Estas actividades son de gran importancia en el buen desempeño de las actividades profesionales en las industrias de, petróleo, minería y ambiente.

De acuerdo a esto y en aras de enfrentar esta dura situación, algunos profesores del Instituto de Ciencias de la Tierra, apoyados por el Director del mismo, se han dado a la tarea de solicitar ayuda a empresas nacionales e internacionales, con el fin de recaudar la mayor cantidad de dinero posible, para iniciar la recuperación del Instituto. De igual manera estamos acudiendo a la buena voluntad de nuestros egresados, quienes laboran tanto en el territorio de Venezuela, como a los que han logrado hacerse de una sólida posición en trabajos en el exterior, quienes puedan aportar algunas divisas ($) con el fin de poder importar aquellos materiales y reactivos, así como la contratación de las compañías especializadas en la reparación de algunos de estos equipos y la compra de los respectivos repuestos.

Con la seguridad de poder contar con todos ustedes, además de los amigos y familiares que quieran incorporarse a esta ardua    pero no imposible  tarea de recuperar nuestro querido Instituto de Ciencias de la Tierra.